he force

ihiohdihiohdishidhvilkldvkdn, nvzd
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 RUROUNI KENSHIN

Ir abajo 
AutorMensaje
Sheshumaru



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 21/07/2007

MensajeTema: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 00:49

RUROUNI KENSHIN


INTRODUCCION:
Rurouni Kenshin (Samurai X) ha sido una de las series que más ha marcado a la gente en nuestro país. No existe Otaku que no la conozca. La serie está ambientada en la guerra civil Japonesa, en la transición de la Era Tokugawa a la Era Meiji, la cual provoca cruentas batallas entre distintos facciones con distintas ideologías. Parte de una de esas facciones, era un joven llamado Kenshin Himura, más conocido como Battousai (o asesino). 11 años más tarde, ese joven se ha vuelto hombre, a quien su conciencia lo atormenta por la cantidad de vidas que tomó, defiendiendo los ideales de una de esas facciones.

Debido a eso ha vagado por 10 años defendiendo al débil del fuerte. Hasta que conoció a Kaoru Kamiya.....


Rurouni Kenshin, fue creada por Nobuhiro Watsuki, quien gracias a su trabajo se hizo acreedor del 33° Tezuka Award. Como siempre, lo que motivo la adaptación para TV de Kenshin, fue su rotundo éxito. De hecho el autor pensaba que su serie duraría muy poco, ya que cuando la creó era un "
mangaka novato"
, pero el boom que causó esta serie hizo que se llevara rápidamente al Anime. El Estudio Pierrot ( Yu Yu Hakusho) fue el encargado de la difícil labor. El anime de Kenshin está compuesto por 95 capítulos, de los cuales los primeros 60 son fieles al manga. La segunda temporada difiere del manga, algunos dicen que debido a esto la primera temporada es considerada como la mejor.

Además de la serie de TV, Rurouni Kenshin cuenta con 1 película y 4 OVAS, que son mucho mejores que la adaptación al Anime. También su banda sonora es de gran calidad, está compuesta por 9 CDs que recopilan las canciones de toda la serie.

PERSONAJES:

Los Malos

MAKOTO SHISHIO

Durante la guerra civil, por el retiro de Kenshin, fue su sucesor como asesino del Ishin Shishi. Totalmente loco, con ambiciones de poder, de gobernar al Japón, busca derrocar al gobierno actual. Su forma de ver la vida es la ley del más fuerte y siguiendo dicho ideal espera lograr sus objetivos. Hábil como luchador, es uno de los enemigos más temibles de Kenshin. Shishio está todo vendado porque su piel está quemada, cuando trabajaba como asesino, se enteró de secretos que haría peligrar al nuevo gobierno, por lo que lo emboscaron y quemaron.

SOJIRO SETA

Uno de los "
discípulos"
de Shishio. Desde pequeño fue obligado a trabajar por sus hermanastros, que también le daban palizas. Para evitar que continuaran, aprendió a esconder sus emociones y se convirtió en un ser impávido. Debido a esto Shishio lo tomó como aprendiz, por ser la única persona que no le tuvo miedo. Gracias al trabajo que le hacían hacer sus hermanastros, tiene grandes fuerzas en la piernas y junto con las técnicas que le enseño Shishio, se convierte en una combinación mortífera. Al final de la serie se da cuenta de que no desea ver morir más gente y se va vagar, como lo hizo Kenshin.

SHOGO AMAKUSA

Hijo de Samurai Cristiano, lo pasó muy mal durante la guerra civil, ya que en esa época los cristianos eran la minoría. Después de la muerte de sus padres, huyo junto a un tío y a su hermana a China. Se le crió desde pequeño pensando que era la reencarnación de Dios(de ahí su similitud con Jesús). Regresa a Japón y se le considera como un emisario del Señor. Busca vengar la muerte de sus padres y lograr conquistar todo el Japón. Al igual que Kenshin , Shogo domina el Amakakeru Ryu No Hirameki.

ENISHI YUKISHIRO

Hermano de Tomoe esta muy loco, por el deseo de venganza que tiene, al ver como Kenshin aparentemente asesinó a Tomoe. Lo que no sabe es que Tomoe se interpuso en el camino del ataque de Kenshin. Su venganza consistirá en hacer que Kenshin sufra lo mismo que él, buscando matar a Kaoru.

Los Buenos

KENSHIN HIMURA

El personaje de Kenshin está basado en un verdadero asesino llamado Kawakami Gensai. Aunque muchos lo relacionan con un gran espadachin llamado: Musashi. Su verdadero nombre era Shinta. Sus padres murieron cuando tenía 8 años y después fue vendido como esclavo. Un año más tarde, el pueblo en donde vivía fue atacado y todos murieron, excepto Kenshin. Justo antes de que fuera asesinado, Seijuro Hiko lo salvó.

Hiko, admirado por la determinación del pequeño Kenshin, al hacer una tumba para cada persona del pueblo e incluso los asesinos, decidió convertirlo en su discípulo y lo primero que hizo fue cambiarle de nombre;
de Shinta, un nombre débil a Kenshin, un nombre que refleja determinación y valentía. Kenshin era un extraordinario aprendiz, asimiló rápidamente todas las técnicas de su maestro, a excepción del Amakakeru Ryu No Hirameki (Destello de dragón volador), ya que, cuando Kenshin tenía 13 años, tuvo una fuerte discusión con su maestro y se marchó.

Durante la guerra civil del Japón, combatió por el Ishin Shishi y se convirtió en un extraordinario asesino, cuya fama fue conocida en todo el país. Tiempo después se casó con Tomoe Yukishiro. Al terminar la revolución, Kenshin lo abandonó todo, decidió vagar para expiar sus "
pecados"
y así viviría bajo la consigna de ayudar y proteger al débil.


Decidió nunca más volver a matar, usando siempre la katana por el lado sin filo. Al onceavo año dejó de vagar y se estableció en el Dojo Kamiya, en donde conoció a la bella descendiente de la familia del dojo, Kaoru Kamiya, de quien, a pesar de que no lo reconoce abiertamente, está enamorado. Junto a ella, ayudaron Yahiko (un niño huérfano) y a Sanosuke. Junto a ellos, Kenshin vivirá grandes aventuras, dramáticos y intensos combates y situaciones de humor..... este......


KAORU KAMIYA

Hermosa niña de 17 años, descendiente del Dojo Kamiya y del estilo Kamiya Kasshin Ryu. Con un carácter muy dulce, un espíritu de sacrificio y de amor muy grande. Está perdidamente enamorada por Kenshin y cada combate que este viva, será un tormento para ella. A través de la serie su relación comienza a ser mucho más fuerte, por las pruebas que les ha impuesto el destino, pero nunca han dado muestras concretas de ese amor. Kaoru es dulce y determinada, pero como es huérfana se aferra a Kenshin con todas sus fuerzas.

YAHIKO MYOJIN

Joven huérfano. Su padre murió peleando por sus ideales y su madre murió poco tiempo después de una enfermedad. Al comienzo era un ladrón, por que la Yakuzza local lo engañó haciéndole creer que debía dinero de las medicinas de su madre. Con la ayuda de Kenshin y Kaoru, se percata del engaño y decide irse. Kaoru le ofreció que se quedara en el dojo y que se volviera alumno del estilo Kamiya Kasshin Ryu. Tiene un carácter muy "
liviano"
, es un sujeto optimista y muy esforzado. Admira profundamente a Kenshin y algún día desea ser como él.

SANOSUKE SAGARA

Al comienzo estaba en contra de Kenshin y deseaba derrotarlo, por que durante la revolución, Kenshin perteneció al Ishin Shishi, pero esta facción asesinó a un grupo de campesinos, los Sekihoutai, quienes fueron usados como chivos expiatorios por el Ishin Shishi. Dentro de ese grupo estaba Sanosuke, que al ser muy pequeño, fue el único que sobrevivió. Pero Kenshin y Cia. logran hacerle notar de que profesan los mismos ideales y de que Kenshin ha cambiado. Así Sano se pasa al bando de los buenos.

Se caracteriza por ser muy descarado e insaciable con la comida

MEGUMI TAKANI

Viene de una familia con larga tradición en la medicina. Después de la muerte de su padre quedó sola. Así comenzó a trabajar para un médico que a sus espaldas fabricaba opio para la mafia. Cuando este murió, el Yakuzza local trató de obligarla para que ella siguiera fabricándolo, por lo que escapa y es ayudada por Kenshin. Al comienzo le atrae Kenshin, pero tiene claro que con Kaoru tiene la pelea perdida. Es una persona muy sarcástica y se pasa mucho tiempo molestando a Kaoru.

AOSHI SHINOMORI

Líder del clan de Ninjas Oniwabanshu (radicados en Tokio). Es frio e inflexible. Conoció a Kenshin cuando se enfrentó a la mafia que perseguía a Megumi. Es un hombre de honor, pero la muerte de todos sus subordinados-camaradas lo llevó al borde de la locura, incluso se unió a Shishio. Gracias a Kenshin volvió a la normalidad y es considerado un poderosísimo aliado.

HAJIME SAITO
Antes de empesar les comento que tuve mis dudas de poner a Saito en este bando, pero saben que?, no hay que juzgar por las apariencias, pues al final de cuentas la intencion es lo que cuenta, a veces quien parece el malo resulta ser quien desea el bien comun.

Se le conoce con el nombre de Goro Fujita y es miembro de la policía secreta del gobierno. Pero es un temible y hábil asesino, ex miembro del Shinsengumi: Durante la guerra civil se enfrentó con Kenshin. Es un personaje frío y su lema es "
el fin justifica los medios"
y no duda en impartir su visión de la justicia. En general se presenta como un aliado de Kenshin, por tener un enemigo en común, pero la rivalidad entre ellos se ha manifestado varias veces. Es un tipo calculador y muy directo, dice las cosas sin reparos, cualidad odiada especialmente por Sanosuke.

SEIJURO HIKO
Maestro de Kenshin. Es totalmente despreocupado y un poco aficionado al Sake (licor muy fuerte de la región). Aún así es un luchador extremadamente poderoso y conoce, obviamente, todas las técnicas de Kenshin. Enseña el Amakakeru Ryu No Hirameki.

MISAO MAKIMACHI

Nieta del antiguo jefe del clan ninja Oniwabanshu. Está perdidamente enamorada de Aoshi y al no saber noticias de él, decide ir a buscarlo. Así conoce a Kenshin y compañía. A pesar de que por un tiempo Aoshi fue de los "
malos"
ella no puede evitar amarlo. Es muy romántica e impulsiva. Niña mimada del clan.

TOMOE YUKISHIRO HIMURA

Parte del pasado oscuro de Kenshin. Fue su esposa, pero murió trágicamente al interponerse en uno de los ataques de Kenshin. Antes de casarse con Kenshin, su primer novio murió a manos de Himura y él fue el primero que le hizo una cicatriz en la cara a Kenshin. La segunda cicatriz se la hizo Tomoe antes de morir. Desde ese momento que Kenshin se convirtió en un Ronin (un funk... digo Samurai sin dueño).

Sayonara
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Io Asakura



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 21/07/2007

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 00:53
















Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryoma Echizen



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 25/07/2007

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 01:03





Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Naruto



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 24/07/2007

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 01:10

ART BOOK DE RURONI KENSHIN















ya se bajo el manga.... pero esta en ingles!! T-T que flojera.. alguen se ofrece a traducir???









Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Macross



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 21/07/2007

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 01:17

..::IMAGENES RARAS KENSHIN::..



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Keitaro Urashima



Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 21/07/2007
Localización : Paraguay - Asunción

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Miér 25 Jul 2007, 01:29

CLONES DE RURONI KENSHIN

las similitudes estan sacadas del propio manga, el mismo Watsuki las confirma siempre en sus "
Secretos de creación de los personajes"
y en las ediciones argentinas, siempre atras de cada librito estan esas mismas imagenes (o parecidas ^^) mostrando quien es quien.

Como siempre se descubre que los PONJAS "
No son tan Originales como se creen:"


KENSHIN HIMURA = shizumaru



Udo Jinei = Gambito



Sanosuke Sagara = el protagonista de Arabian Lamp Lamp



Tsubame = Sailor Saturno



Hyottoko = Hulk



Chou = Galford y Benimaru




Shishio = Genjuro



Hanya = Wolverine

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ranpha Franboise



Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 05/10/2007
Localización : Santo Domingo, Republica Dominica

MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   Dom 28 Sep 2008, 00:31

Rurouni Kenshin -Meiji Kenkaku Romantan

Nota importante: El siguiente escrito contiene algunos detalles importantes de la trama y otras dilucidaciones de ésta.

Preludiando…



Para los que no conozcan la historia del vagabundo Kenshin Himura, en estas cortas líneas introductorias encontrarán unas cuantas razones de por qué este magnífico y emocionante manganimé será recordado como uno de los grandes emblemas del género. Rurouni Kenshin es la obra maestra de un joven, talentoso y genial mangaka, Nobuhiro Watsuki. Del popular manga (cómic japonés) surge la serie animada para la TV, y de esta se desprenden dos OVAS y una producción para el cine, también animada, por supuesto.

Rurouni Kenshin es una funcional mezcla de géneros: acción, aventura, historia, comedia, drama, romance, fantasía;
todos coexistiendo armónicamente en la producción (con excepción de alguna que otra saga de la serie). En las OVAS se deja de lado, en gran parte, la ficción, y totalmente, la comedia. Se hace en ellas un enfoque notablemente más realista, serio y dramático. En estas OVAS se busca plasmar un poco y de una manera mucho más fiel que en la serie, algunas crónicas importantes de un período tenso política y socialmente en la historia del país del sol naciente.

Los movimientos del destino

Shinta Himura era un niño, como muchos otros, victima de los conflictos internos acaecidos en el Japón a mediados del siglo XIX, en los últimos días del régimen Tokugawa (período de varios siglos en el cual predominó un rígido y feudal sistema sociopolítico que fue dominado por estamentos como los shogunes y samuráis). Perdió a sus padres tempranamente y su custodia fue pasando por diversas personas, hasta quedar al cuidado de tres mujeres esclavas que afectuosamente lo acogieron. La historia comienza cuando el pequeño viajaba con las tres mujeres en una caravana y esta fue emboscada por un grupo de bandidos, quienes asesinaron despiadadamente a todas las personas que la componían. Cuando quedaba solamente el pequeño Shinta -al que las mujeres protegieron estoicamente durante la masacre-, los hados del destino trajeron a aquel sitio, y justo cuando uno de los bandidos se disponía a descargar el filo de su espada sobre la criatura, a un poderoso hombre poseedor de una terrible técnica de katana como nunca se había visto ninguna: Hitén Mitsurugi Ryu.



Seijuro Hiko, como se hacía llamar aquel pintoresco y solitario espadachín, abatió sin mucho esfuerzo a todos los maleantes, salvándole así la vida al pequeño Shinta y dejándolo a su suerte con unas cortas palabras de aliento, en ese campo bañado de sangre y muerte. Sin embargo, a los pocos días, tal vez movido por la curiosidad, dirigió sus pasos por las cercanías de aquel sitio. Y mientras caminaba, su vista se clavó estupefacta en un pequeño campo donde se levantaban una gran cantidad de tumbas con una menuda y silenciosa figura como espectador. Por supuesto, era Shinta, quien con sus pequeñas fuerzas había cavado las tumbas de todos los cadáveres de la otra noche, incluidos los maleantes. Seijuro, admirado y profundamente conmovido por la estoica actitud del pequeño, decidió hacerlo su discípulo y comenzó cambiándole su nombre por el de Kenshin, que significa "
el corazón de la espada"
. Un nombre acertado que representaba muy bien la fortaleza interior y exterior del pequeño.

Kenshin resultó ser un talentoso alumno, el cual asimiló con excelencia todas las enseñanzas de su maestro en el arte de las espadas. Sin embargo, a los inmaduros 14 años abandonó a su maestro movido por un irrefrenable y tozudo deseo de hacer justicia en pos de la gente inocente que padecía durante la guerra, dejando una última e importante lección, e ignorando las proféticas palabras de su maestro: "
Yo no te enseñé la técnica para que la pongas al servicio de otros, y si entras en esa revuelta, tarde o temprano te verás obligado a formar parte de uno de los bloques, y cuando lo hagas, la incomparable técnica de tu katana te hará matar a miles y miles de personas…"


En efecto, Kenshin entró a hacer parte de la facción realista o restauradora (los revolucionarios que intentaban derrocar el régimen Tokugawa para restaurar el poderío monárquico directo e implementar novedosos sistemas gubernamentales inspirados en Occidente, la anhelada por muchos de ese entonces, Era Meiji), e ingresó como asesino al grupo de los Ishín-Shíshi. En poco tiempo se convirtió en un frío y habilidoso asesino de mirada atemorizante que se ganó el alias de "
Batoussai el destajador"
. Sin embargo, algo no andaba bien en su joven mente, ya que cuando no se encontraba haciendo su trabajo, la actitud fría e imperturbable daba paso a una expresión vacía y a una mirada perdida que parecía escrutar en la nada, además de una frecuente insociabilización que lo aislaba de todo y de todos.

Cierta noche Kenshin se encargó de asesinar a una figura política con sus dos guardaespaldas incluidos. Pero como algo completamente inusual, uno de los escoltas logró hacerle una herida lineal en su mejilla izquierda antes de ser derrotado. Lo que Kenshin nunca imaginó, era que aquel hombre se iba a casar con una mujer que posteriormente iba a conocer, y que le iba a cambiar la vida para siempre.

Tomoe Yukishiro cruzó su camino con Kenshin buscando vengar a la mejor oportunidad el asesinato de su prometido e intentando calmar su profundo dolor. Con el pasar de los días la situación en Kyoto se ponía cada vez más tensa para los Ishín-Shíshi, y se le ordenó a Kenshin que se ocultara un tiempo en la montaña Yoishato haciéndose pasar por un farmaceuta y con Tomoe como su esposa. Esta iba a ser la oportunidad perfecta para Tomoe;
pero las fluctuaciones sentimentales que son tan increíblemente impredecibles, permitieron que durante esa convivencia en las montañas, Tomoe y Kenshin descubrieran mutuamente sus similares almas y corazones, naciendo entre los dos un puro y sincero amor que solo se puede explicar con aquel proverbio que dice: "
La diferencia entre amar y odiar tiene el espesor de una hoja de papel"
.

"
Si más allá de mi katana ensangrentada y de la vida de las victimas, hay una nueva era donde todos puedan vivir en paz;
yo mataré… Mataré, en lugar de los dioses."


Kenshin Himura.


Sentimientos opuestos que ayuntan en una cicatriz

Resulta que toda una conspiración para matar a Kenshin, y en la que Tomoe formaba una pieza clave ya estaba en marcha y no se podía detener. Ocurrió en un venteado día de invierno y en ausencia de Tomoe, cuando se le hizo saber a Kenshin sobre esto, ordenándole seguidamente que eliminara, a su ahora amada, esposa ficticia. Ustedes intuirán el terrible impacto de esta orden-noticia para Kenshin.

Nuestro hombre, profundamente alterado salió en busca de Tomoe. En el camino fue emboscado por varios hombres a los que logró vencer, no sin recibir graves heridas. Cuando logró llegar al sitio en donde se encontraba Tomoe, le estaba esperando el último de los guerreros que buscaban su muerte. El combate se libró, más que con arrojo, con desesperación. Kenshin estaba recibiendo una paliza debido a que el guerrero estaba aprovechando muy bien el desequilibrio emocional en el que se hallaba sumido el joven asesino. Tomoe, quien observaba de cerca el desigual combate, sintió con fuerza el fatal desenlace de su amado, y en apasionado impulso, se lanzó a detener como fuera al guerrero que ya enviaba su mortal embate. Todo lo siguiente sucedió en fracción de segundos, Tomoe quedó indefensa en medio de los dos, y Kenshin, quien estaba enceguecido de furia no se percató del momento en que su amada se atravesó y descargó con gran violencia su katana sobre Tomoe y el guerrero.

Cuando la cruda realidad hizo reaccionar a Kenshin ya era demasiado tarde, Kenshin se había convertido en el asesino de su gran amor. Lo que sucedió después no tiene explicación, Tomoe, agonizante y recostada en el regazo del petrificado Kenshin, le dibujó una cortada lineal en su mejilla izquierda, que junto a la anterior, formaría una cicatriz en forma de cruz.

Después de tan trágico evento, nuestro protagonista renunció a su trabajo como asesino de los Ishín-Shíshi, pero no renunció a la causa nacional. El nombre de "
Battousai el destajador"
adquirió una gran fama debido a la gran cantidad de víctimas que este hombre dejó y a la distintiva cicatriz en forma de cruz.

Una vez fue instaurada la promisoria nueva era sociopolítica en el Japón, aquel espadachín tan golpeado por la vida desapareció.

Un filón que mezcla ficción y realidad, con calidad

Lo anterior hace parte de una OVA (Original Video Animation) de 4 capítulos que se conoce como Tsuioku Hen (Remembranzas o El Recuerdo de los Años), y como vimos trata sobre el pasado oscuro de Kenshin.

A pesar de que en esta reseña se ha comentado la historia de Kenshin en orden temporal, el orden de producción fue otro, ya que la historia animada de Kenshin se dio a conocer en la TV en el período de 1996 a 1998, desde eventos posteriores a los narrados en la 1ª OVA (1999). Esta última resultó una novedad, sobre todo para los que no habían tenido la oportunidad de leer el manga. Las diferencias entre la producción para la TV y para video son muy notables: En las OVAS, la calidad en la animación de escenarios es superior (tomas muy bien logradas en las que de vez en cuando mezclan imágenes reales);
el diseño de personajes se redefinió (es mucho más sobrio y realista);
en el mismo aspecto gráfico, y en pos de eliminar rezagos de comedia, desaparecen los estilos súper deformed1 que muy habitualmente son utilizados en la serie televisiva;
el nivel de censura de violencia se reduce debido a ese afán de realismo excesivo (las escenas de violencia son más explícitas y fuertes en las OVAS);
y hasta la música refleja un ambiente más cercano a la época, y a la incertidumbre de aquellos días, pues se excluye cualquier clase de ritmo moderno o alegre, todas las piezas musicales son orquestados más bien de aires clásicos, ritmos que sugieren guerra inminente, muerte y tensión hasta en los momentos de tranquilidad;
entre otros pequeños cambios.

En la serie para la televisión, que es algo así como el intermedio argumental entre las OVAS Tsuioku Hen y Seisou Hen;
se manejan muchos eventos en los que predomina la ficción -sobre todo en la última saga del KI, que a opinión de muchos fans, fue una decepcionante adición argumental para la versión animada de la historia (ya que ésta, como algunas sagas y capítulos más, originalmente no existen en el manga, fueron producidas exclusivamente para la TV)-, se maneja un humor sencillo, casual y divertido, que a veces raya en lo pueril -sin dejar de ser entretenido-. Pero sobresale precisamente por eso, por la espontaneidad con la que surge, cuando uno menos lo espera.


1 Se le dice así a los muy conocidos recursos expresivos en las obras gráficas de los artistas de manga. En ellos exageran las facciones o cuerpos de los personajes cuando estos experimentan diversos tipos de emociones, de esa manera deformándolos. Por ejemplo: los espirales en lugar de ojos cuando el personaje recibe un golpe, o está mareado, o siente otras cosas, la particular gotita, cuando están desconcertados o se sienten inefables, y las bocas enormes que se salen del rostro para expresar gritos;
son típicos elementos de los personajes súper deformed.


8 años después…

Pero retomemos el hilo narrativo de esta introducción. Al comenzar la serie de TV nos damos cuenta de que Kenshin lleva ocho años vagando por todo el Japón. Ocho años en los que ha buscado la forma de expiar todos sus asesinatos;
y la encontró…

Tomó la determinación de usar indefinidamente su katana para proteger a los necesitados e impartir justicia por su cuenta, sin matar… Propósito para el cuál resulta definitivo un obsequio que recibe al partir del ejército imperial: una katana desfilada en su borde de ataque, llamada en japonés, sakabattô.

En ese octavo año de vagar en el que Kenshin arriba a Tokio, vemos a un hombre completamente diferente. Su expresión, antaño perdida e indiferente, refleja ahora serenidad, una inusitada inocencia, su mirada aparece como llena de una esperanza solo apreciable y comprensible desde sus experimentados ojos.



En ese octavo año de vagar, por cosas del destino se topa con la bella y joven maestra de kendo, Kaoru Kamiya. Kenshin le ayuda a resolver un malentendido en el que estaba en juego el prestigio de su dojo, y ella le pide que se quede a vivir un tiempo para que descanse de tanto viajar. Juntos rescatan posteriormente a un chico que al ser huérfano era extorsionado por la mafia Yakusa local, su nombre es Yahiko Myojín y se convierte en alumno de Kaoru. Un chico rebelde pero entusiasta, valiente y de buen corazón. También conoce Kenshin a Sanosuke Sagara, un noble pero impetuoso luchador callejero, quien fue miembro del desaparecido movimiento de civiles organizados en armas durante la guerra, Sekihôtai o Tropa Sekihô;
y el cual comienza siendo rival de Kenshin debido a que el grupo al cual perteneció Kenshin en el pasado traicionó vilmente a los Sekihô. También es importante agregar que los tres rescatan de las manos de un empresario corrupto y peligroso a Megumi Takani, quien por un enrevesado problema era obligada a fabricar opio.

Estos 5 personajes a los que se les suman otros secundarios como el dr. Gensai (quien quedó a cargo de Kaoru y su dojo cuando el padre de ésta murió) y sus pequeñas y simpáticas nietas Ayame, Susume;
Tae, la administradora del restaurante Akabeko, donde ellos se dan de vez en cuando divertidas comilonas, y Subame, chica que trabaja en susodicho restaurante, forman una verdadera familia que unida deberá afrontar todas las vicisitudes y aventuras que el destino le depara a lo largo de la serie.

Es importante destacar que además de los anteriores, Rurouni Kenshin se caracteriza por una gran pléyade de carismáticos, inolvidables e importantes personajes, entre los que se destacan el peligroso y sagaz policía espadachín Hajime Saíto, un hombre con un radical sentido de la justicia que en el pasado fue cabecilla de la 3ª división del grupo Shínsen, ejercito de patrulleros que defendieron el shogunato, y por ende, archirivales de los realistas (aparece en la 1ª OVA y en escenas inéditas de la última);
Aoshi Shinomori, el frío y habilidoso líder del clan ninja Oniwabanshu, un hombre con alma de guerrero que esconde dentro de sí un espíritu manso como el de una paloma;
Soujiro Seta, un chico de tan solo 18 años con un letal manejo de la espada, uno de los personajes más interesantes y admirados por los fans de la serie debido a su peculiar y desconcertante personalidad;
Makoto Shíshio, el mayor enemigo de Kenshin en la serie, un peligroso y sanguinario ex-asesino de los realistas, que en venganza por una traición del pasado, organiza todo un ejercito de guerreros que montan un frente terrorista en contra del orden establecido en el Japón, toda una amenaza nacional.

A través de 94 capítulos (se produjo un capítulo 95 que salió en video debido a que la serie televisiva finalizó con el 94 de manera un tanto brusca e inusual) veremos a Kenshin y sus amigos vivir gran cantidad de aventuras, situaciones divertidas y trepidantes combates en los que aquel nuevo hombre demostrará su gran valentía y destreza en el manejo de la espada al enfrentarse a una gran cantidad de temibles oponentes, utilizando como arma una espada sin filo con el noble y sincero ideal de no volver a matar adherido en su espíritu. ¿Logrará mantener Kenshin su propósito? Eso es algo que el lector podrá confirmar a lo largo de esta excelente serie animada.

]Rurouni Kenshin llega a la pantalla grande

La producción cinematográfica maneja una animación parecida a la de la serie. Sin embargo, en incomprensible ambivalencia, mejoran calidad en ciertos aspectos y la disminuyen en otros, de lo cual paso a comentar un poco:

Los hermosos escenarios en los que se recrean todas las acciones de los personajes estuvieron muy bien elaborados: la memorable e inicial escena del bosque de bambú nocturno del Kyoto del Bakumatsu2 , con la fina casa de madera donde esperaban los monárquicos, los densos bosques del monte Hiei en Tokyo, los diurnos de Yokohama;
las organizadas calles del puerto internacional de Yokohama de la época, y las ya conocidas de Tokio por donde transitaban los personajes durante la serie en sus días felices y los no tanto;
el dojo Kamiya y el interior de la elegante casa de Shigure;
el edificio de la embajada, entre otros.

Desde mi punto de vista, el manejo de escenarios en la película fue un poco más minucioso y pulido que en la serie, pero esta mejora se eclipsó con la animación de los personajes, lo que sí dejó un insípido sabor a poquedad.

El diseño de éstos, a cargo de Hatsuki Tsuji, recuerda un poco los rasgos del animé viejo de los 80, menos llamativo, elegante e impactante que el utilizado en la serie -Ideki Hamazu-. Pero no es precisamente este el factor que disminuye la calidad en el aspecto, lo fue la animación de las acciones que éstos llevaban a cabo, enfáticamente en las escenas de combate -un punto negativo para los amantes de la acción-. Un trabajo que desde mi punto de vista estuvo falto de detalle, regular en fotografía y parco en la fuerza gráfica que siempre se percibió en la serie;
y en alguno que otro caso, hasta falto de credibilidad, para la muestra un botón: Llegando al final de la película, en escena poco trabajada, Tabono recibe espadazo de la katana de filo invertido que lo noquea, con la impresión de que apenas lo hubiera tocado -recordando la acción fingida que ejecutan los extras para las escenas de batalla, pero los que se ubican más lejos del cuadro de detalle de la toma, esos que apenas alcanzamos a percibir solo si vemos la escena más de una vez-. En conclusión, basta solamente con ver esa escena y juzgar por si mismo, no se necesitan muchas palabras ni ser muy despierto para detectar dicha insuficiencia.

En el argumento, que se ubica en medio de la serie televisada pero que temporalmente no encaja en un punto concreto -se sabe solamente que ocurre después de la saga de Shishio-, se nos relata sobre como Kenshin conoce a Takimi Shigure, ex-militante del clan Aizu y sobreviviente de los disturbios de final de la era Tokugawa (también conocida como dinastía Edo, o Bakúfu). Sin darse cuenta, Kenshin se topa con el compañero, hermano de batalla y de crianza (Shigure) de un hombre llamado Ientatsu Takatsuki, que en el pasado, cuando el primero asesinaba como Battousai el destajador, murió atroz y despiadadamente bajo su temible katana, y aquel hecho fue un error de estrategia bélica de Shigure que éste lamentó en lo más profundo de su ser durante todos esos años.

Resulta que Shigure era un ciudadano inconforme con el nuevo Gobierno Meiji, plagado de la sucia corrupción que comúnmente infesta los gobiernos oligárquicos;
y estaba fraguando un plan de sedición armada, que comenzaría con el atentado de un diplomático. Pues Kenshin y compañía se ven involucrados en la detención de ese atentado terrorista, Shigure se da cuenta de quien fue Kenshin en el pasado, y ahí se desata otro terrible conflicto del que deriva una tragedia.

La película se estrenó en el año de 1997, y a diferencia de algunas críticas, opino que el guión, independientemente de la animación, fue muy adecuado para la producción. Los golpes de estado son algo muy propio y común en la historia de naciones que se gestan por medio de luchas civiles e independentistas. Por lo tanto, el argumento no podía ser más acertado e intuible, y mucho más cuando se corre el peligro de caer enteramente en un enfoque completamente ficticio, más propio de series 100% fantásticas, tipo Caballeros del Zodiaco, Dragon Ball, etc (recordemos los ya mencionados matices de ficción que rodean la serie de TV). Este error podría haber desvirtuado y opacado el contexto histórico real de la serie, como sucedió con el descache de la última saga del KI, en la que se abordaron desenfrenadamente temas supersticiosos. En ese aspecto, por lo menos para mí, como fan que soy, los productores llenaron mis expectativas. El argumento quedó impecable.

2 Nombre que se le da al período belicoso de los últimos días del régimen Tokugawa.

Cambio de era

Un tópico bastante interesante de analizar al que se recurrió constantemente en esta ingeniosa obra de Watsuki, es el apego a las tradiciones, la negación de romper con ellas, el profundo arraigo a las costumbres y estilo de vida que profesaban muchos de los personajes de la historia, en oposición a considerables cambios de vida y conciencia que inevitablemente advenían y se negaban a aceptar. Y es que el argumento se hilvana acertadamente sobre una base histórica clave para la creación de todas estas complejas personalidades que viven diariamente estos inquietantes dilemas: los últimos días de un sistema de gobierno que al ser derrocado, cambió de manera radical la forma de vida de muchos de los habitantes, sobre todo, de los que ejercían en mayor o menor grado el poder.

Para ilustrar mejor lo expresado tomemos como ejemplo al arrogante y apático líder de los espías Oniwabanshu.

Aoshi Shinomori quien, dicho sea paso, es uno de mis personajes favoritos, puede otorgarnos un poco de luz no solo para el asunto en cuestión, sino también para comprender mejor y oportunamente su harto conocida, obsesión por alcanzar para sí mismo y para su clan, la fama del más fuerte;
objetivo que a primera vista puede pasar desapercibido en sus raíces e incluso puede parecer insustancial para aquellos espectadores que ven la serie animada y no tienen la oportunidad de conocer otros aspectos de su vida (de la que se realiza una exploración más completa en el manga, como es usual en este tipo de productos audiovisuales que proceden de una fuente literaria) y de la misma cultura japonesa de ese entonces.

Aoshi era un hombre con un dilema psicológico bastante delicado. Creció siendo educado bajo los estrictos códigos conductuales de los belicosos clanes guerreros que precedieron la nueva era Meiji. Principios que convertían las guerras y duelos en ritos sagrados y magnificentes en la vida de los guerreros;
principios de aquellos días en los que era un orgullo gritar nombres y heroísmos logrados por medio de la espada, el arco, las lanzas, etc;
principios feudales que durante los últimos días del régimen Tokugawa ya empezaban a retrogradarse, a volverse obsoletos;
principios que ensalzaban el valor, la pericia marcial del guerrero, sus capacidades físico-técnicas, su honor;
principios que desde el momento de la primera llegada extranjera europea y su inherente influencia (con su religión, industrialización, armas de fuego, deseos de comerciar, etc), comenzaron a tambalearse, comenzaron a evidenciar su arcaísmo, su necesidad de ser reemplazados, restaurados;
principios que en manos de personajes históricos como el oportunista y recursivo Oda Nobunaga (batalla de Nagashino), comenzaron a mostrar cuan prontos estaban a desaparecer, bajando así muchas morales.

Aunque Aoshi no fue un samurai sino un espía, y no estaba tan directamente destinado a desaparecer en su orden y poderes como éstos, su espinita obsesiva viene desde los días en que él y sus cuatro subordinados Oniwabanshu laboraban como guardianes del castillo Edo, aún en manos de los Tokugawa. Con la famosa rendición y evacuación pacífica del castillo Edo liderada por Kaishu Katsu, muchos guerreros que ya se preparaban para detener la avalancha restauradora -entre ellos, Aoshi y sus hombres-, perdieron la oportunidad de defender hasta la muerte sus ideales, perdieron la oportunidad de combatir, perdieron la oportunidad de demostrar su valía guerrera, como fue el caso del insatisfecho Aoshi y su grupo.

El encontrarse con Kenshin quien, fue bastión, pieza clave y temidamente célebre héroe para la restauración Meiji, significó una oportunidad para reivindicarse a sí mismo y a su grupo el prestigio de ser espías profesionales y demostrar que siempre tuvieron el poder de aplastar la oposición. Como dije antes, cuestiones de orgullo y honor, normas que les eran inculcadas de la manera más estricta desde que comenzaban a instruirse en sus respectivos campos (ninpo para los ninjas, bushido para los samuráis), lo que por lo general, sucedía desde la temprana infancia. Tanto a él como a sus cuatro hombres les asustaba una paz en la que su honor se viera burlado, su única motivación en la vida era la lucha, sentían que no encajaban en otro oficio o estilo de vida, pues para eso habían sido adiestrados.

Sin embargo, Aoshi era un hombre con un espíritu sereno y bondadoso, Aoshi era un buen líder, un buen hombre, lo que chocaba en su mente era que no tenía la suficiente mentalidad liberal, abierta a nuevas ideas, como para lograr aceptar que su más importante rival en la persecución por la gloria, se negara a entregarse en un combate a muerte por esta. Estaba tan arraigado su deseo de alcanzar la gloria bélica que incluso renunciaría a todo, se convertiría en lo que nunca había sido, abandonaría a su gente querida, a sus esquivas simpatías por actitudes como la amistad, a su liderato;
no estaba dispuesto a respetar la decisión de su rival de no combatir a muerte, lo seguiría hasta el fin del mundo, aún cuando ello implicara renunciar a cosas en las que se sentía cómodo. Su miedo a vivir sin esa gloria, su miedo a vivir sin esa ley que lo formó, era tal. Y precisamente esto último le espetó en la cara su mismo rival (Kenshin) cuando se encontraron por segunda vez: aquella obsesión/miedo, lo estaba convirtiendo en un monstruo desequilibrado.

Como para Aoshi, aunque en diferente forma, para los japoneses más puristas de las diversas castas guerreras de aquellas épocas, despojarse de su sentido del deber era igual a despojarse de sus mismas vidas.

"
El espíritu del samurai pronto desaparecerá de este país. Así que si vamos a morir… ¡Hagámoslo con honor!"

Surusamón (Episodio 21).


El pasar de los años

Por último, cerrando la historia de una vida llena de intensas vicisitudes, se encuentra una OVA de dos capítulos titulada Seisou Hen (El Pasar de Los Años). Entre muchas sorpresas cual más cautivantes y conmovedoras, conoceremos un poco del Kenshin de aquellos días posteriores a su definitiva renuncia de la espada. Días que comparte junto a su ya esposada Kaoru, su aún pequeño hijo Kenji, y su nuevo oficio como ayudante de enfermería durante las nuevas guerras que afronta su país nipón, oficio que lo mantendrá mucho tiempo fuera de casa. Y justamente en uno de esos días de ausencia, Kaoru recordará varios episodios de su vida junto al ex-vagabundo, entre los que se encuentran la última de las batallas libradas por Kenshin, y de seguro, la más terrible en sentido emocional. Pues la librará contra con el ya crecido pero aún desconsolado observador de aquel frío día conyugicida3.
Pasando por medio de conversaciones, recuerdos y re-apariciones sorpresivas, llegará un impactante y poco común desenlace que se advierte fácilmente desde el comienzo de la OVA, y que desafía a no derramar lágrimas.
La furia vengadora de un Enishi Yukishiro que no sabe nada del sincero amor que compartieron en poco tiempo su desaparecida hermana y Kenshin, se encargará reabrir esa dolorosa herida que siempre permanece agazapada en el corazón de Himura, y no solo con su inesperada aparición y deseo de venganza, sino también con el secuestro de su ahora amada Kaoru Kamiya. Ya intuirán ustedes sus intenciones.

No les cuento más, lleguen hasta allá y posiblemente estén de acuerdo conmigo en que la OVA presenta un emotivo ejemplo de que la vida humana no es tan miserable como a veces nos parece, y que hay seres humanos capaces de dejar salir los más nobles, valerosos y hermosos sentimientos, aún en situaciones que lo hacen muy difícil. No todo en la vida son prejuicios e hipocresía, la transparencia humana siempre brota, aunque a veces nos parezca que con la frecuencia de un trébol de cuatro hojas… Siempre puede estar por ahí, agazapada en la proverbialmente aprensiva raza humana.

"
Para llegar a ser puro, hay un camino que no se puede evitar."

Seijuro Hiko.


3 En el manga, este encuentro también se ubicó en la parte final de la historia -con un enfoque diferente-, pero en este formato impreso, aquel encuentro hace parte de toda una saga que no se llevó a la animación. En su lugar, se crearon otras cuatro sagas (exclusivas de la versión animada para la TV) y varios episodios de trama individual. De esas cuatro sagas, se puede decir que solo dos tienen un considerable valor por sus profusos contenidos históricos reales: La saga del espadachín cristiano y la saga de Kaishu Katsu. Y algunos episodios sencillos se aprovechan para ubicar situaciones argumentales íntimamente conectadas con los episodios originales del autor.

Información Técnica

Nombre: Rurouni Kenshin -Meiji Kenkaku Romantan (Espadachín romántico del Meiji)-
Autor: Nobuhiro Watsuki
Género: Acción, Aventura, Historia, Comedia, Drama, Romance, Fantasía.
Años de producción:
Manga: 1994-1999 Revista Shonen Jump.
Anime: 1996-1998
Película Ishín Shíshi No Réquiem: 1997
OVA Tsuioku Hen: 1999
OVA Seisou Hen: 2001
Estudios/Director:
Anime: Studio Gallop (1-66) Studio Deen (67 en adelante), SPE Visual Works / Kazuhiro Furuhashi.
Película: Studio Gallop, SPE Visual Works / Hatsuki Tsuji.
OVA Tsuioku Hen: Studio Deen, SPE Visual Works / Kazuhiro Furuhashi.
OVA Seisou Hen: Studio Deen, SME Visual Works / Kazuhiro Furuhashi.
Diseño de personajes:
Anime: Ideki Hamazu.
Película: Hatsuki Tsuji
OVA Tsuioku Hen: Masahide Yanagisawa.
OVA Seisou Hen: Akira Matsushima.
Música:
Anime: Noriyuki Asakura.
Película: Taro Iwashiro.
OVA Tsuioku Hen: Taku Iwasaki.
OVA Seisou Hen: Taku Iwasaki.
Duración: Anime: 95 episodios
OVA Tsuioku Hen: 4 episodios
OVA Seisou Hen: 2 episodios.
Película: 90 minutos.
Escenarios:
Anime: Michiru Shimada
Película: Tadashi Kudo (?).
OVA Tsuioku Hen: Masashi Sogo.
OVA Seisou Hen: Reiko Yoshida.
Sitio Web Oficial: http://www.sonymusic.co.jp/Movie/TV/Kenshin/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: RUROUNI KENSHIN   

Volver arriba Ir abajo
 
RUROUNI KENSHIN
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
he force :: ANIMAX :: SERIES ANIMAX-
Cambiar a: